El orgasmo de la mujer

El orgasmo de la mujer es la combinación de tensión y relajación, de construir y dejar ir, lo que finalmente nos lleva a ese maravilloso clímax.

El orgasmo de la mujer es la culminación del acto sexual.

Cuando las mujeres alcanzan el clímax, “hay cambios en todo el cuerpo, un tipo de experiencia de pies a cabeza.”
Estimular el clítoris es una manera de alcanzar ese clímax. Pero las mujeres están bendecidas con cuerpos que son capaces de experimentar el orgasmo en más de un sentido.
Hay muchos mitos sobre el orgasmo femenino como que el punto G no existe y solo se puede inducir un orgasmo a través de la estimulación del clítoris. ¿Verdadero o falso? Os vamos a aclarar vuestras dudas.

El camino hacia la meta.

Antes de continuar, me gustaría señalar que el camino hacia el orgasmo no es lo más importante. Debes disfrutar de la emoción del momento, dejarte llevar por las olas del placer que tu cuerpo te ofrece. Maravíllate ante la sensibilidad de todos esos estímulos sexuales que provocan que la vagina se llene de sangre y comiencen a engordar el clítoris y los pezones.
Crear ese rubor sexual en todo el cuerpo que aumentará la frecuencia cardíaca y la presión arterial.
La tensión sexual se acumula como un precursor del orgasmo. Centrarse en los estímulos sexuales ahoga todas las demás sensaciones. La frecuencia cardíaca, la presión arterial y la respiración siguen aumentando
La testosterona y los neurotransmisores como la dopamina y la serotonina encargados de los sentimientos de placer, están involucrados en estos procesos.

El orgasmo llega como un regalo extra y satisfactorio. La tensión sexual causada por el amor o la autoestimulación se libera, y los músculos de todo el cuerpo se contraen. Una sensación de calor emana de la pelvis y se extiende por todo el cuerpo
Como un milagro de la naturaleza, la mujer puede llegar a sentir muchos y diferentes tipos de orgasmos, lo difícil será saber cómo identificarlos y alcanzarlos.

Cada orgasmo es diferente

Algunas mujeres conocen el placer del clímax desde muy temprana edad. También hay mujeres que rara vez o nunca llegan al orgasmo (anorgasmia). Si ese es tu caso, ¡nunca es demasiado tarde para aprender!

En general, la sensibilidad sexual se desarrolla en las mujeres a medida que envejecen. Cuanto más maduro sea tu cuerpo, más espectaculares pueden ser tus sensaciones físicas y orgásmicas; te sientes más segura de tu cuerpo. Pero hay que hacer algo para conseguirlo… el sexo y el cuerpo requieren mantenimiento.

La punta del volcán

El camino directo hacia el orgasmo es el clítoris, que es un órgano diseñado para dar placer a las mujeres. Pero:

¿Qué es un clítoris?

Investigaciones recientes han demostrado que el clítoris es un órgano mucho más grande de lo que se pensaba inicialmente. Las terminaciones nerviosas sensibles tienen ramas que se adentran en la vagina.
i Así que tu bardana es solo la punta del volcán! En este dibujo puedes ver una bifurcación del clítoris.

Este gran órgano sensorial tiene más de 8000 terminaciones nerviosas.

Los orgasmos internos, como el orgasmo de punto G, (aprender más sobre los orgasmos vaginales) tiene que ver con el tamaño de este órgano. Esto se confirma porque las mujeres que se les extrae el clítoris también experimentar orgasmos.
Se ha demostrado que las mujeres que tienen el clítoris más cerca de su abertura vaginal tienen una mayor probabilidad de alcanzar el clímax durante el coito que las que tienen una mayor distancia entre estas dos partes del cuerpo.

Share This