El masaje del punto G

El masaje del punto G

Punto G versus Clítoris

¿Cuántas veces habremos leído y oído hablar del mítico “punto G”? Y al mismo tiempo, tantas contradicciones en diversas fuentes: existe, no existe, está aquí, está allá, hay que acariciarlo, hay que presionarlo… Bueno, pues agarraos que vienen curvas, y nunca mejor dicho: El Punto G existe, y por su puesto se puede estimular a través del masaje.

Pero antes de ver cómo esta zona va a hacernos disfrutar como diosas, ¿qué es el punto G?

La llamada “zona G” o “Punto G” es el área en contacto con la pared superior de la vagina. Se encuentra situada en una zona sumamente erógena, en el eje interno de la vagina y del clítoris. Es por esto que su estimulación produce tantísimo placer, porque está en contacto con la parte interna del clítoris, la que no se ve.

ESTRUCTURA CLÍTORIS

Aunque el Punto G está íntimamente relacionado con el clítoris, la forma de estimularlo es distinta, y por tanto la sensación también.
La estimulación del clítoris proporciona una tensión similar a la eléctrica, de construcción rápida, algo superficial.
La estimulación del punto G proporciona una excitación más tenue, de expansión lenta y más profunda.
La consecuencia de esta emoción más lenta es que el pico es menos claro. Muchas mujeres no se dan cuenta de que tienen un punto G orgásmico.
La intensidad del orgasmo está influenciada por el nervio pélvico, uno de los nervios más fuertes de nuestro cuerpo. Este nervio conecta el punto G con los ganglios nerviosos de la columna vertebral y la parte superior del abdomen y es difícil de controlar.
Por lo tanto, un orgasmo de punto G es mucho más difícil de dominar que el orgasmo del clítoris.

Comprende todos estos aspectos que podéis explorar juntos y ten confianza en tu cuerpo. Ríndete, porque el órgano sexual más grande es la mente…

La eyaculación femenina

Presionar el punto G puede llevar a una mujer a la eyaculación, incluso antes del orgasmo. Este líquido no es orina, si alguna vez lo pensaste (si aún dudas, una pequeña prueba de olor lo confirmará).
El tejido del punto G contiene una enzima que generalmente se encuentra solo en las glándulas prostáticas masculinas. Estas glándulas masculinas producen líquido para mantener las células espermáticas vivas después de la eyaculación.
La presencia de las llamadas ‘enzimas prostáticas’ en el punto G puede indicar una producción de humedad comparable. Esta es la explicación para la eyaculación femenina.
La eyaculación femenina es perfectamente normal. T odas las mujeres experimentan la eyaculación, pero muchas no se dan cuenta.
Es posible que no lo sepan porque el líquido puede fluir hacia dentro de la vejiga en lugar de fuera del cuerpo, por ese motivo después del acto sexual se experimenta las ganas de ir al baño.

El musculo PC (pubococcígeo): Úsalo o Piérdelo.

El músculo pubococcígeos (PC) es aquel que se estira desde el hueso púbico hacia la parte inferior de la columna vertebral.
Los músculos del amor / músculos del suelo pélvico van desde el ano, debajo de la pelvis, hasta el clítoris.
Los músculos del suelo pélvico sostienen los órganos reproductivos y rodean el ano, la vagina y la uretra. El músculo PC es el músculo a través del cual la vagina y el punto G pueden contraerse.

Entrenar los músculos del suelo pélvico.

La buena condición de estos músculos es esencial para mejorar tu vida sexual. Fortalecer los músculos del suelo pélvico es una buena manera de conocer tu sensibilidad vaginal. La excitación se alcanza más rápido, facilitando que los orgasmos sean más largos y duraderos además ayuda a conocer tu sensibilidad a la estimulación del punto G y las eyaculaciones.
Si no siente nada durante la penetración, no necesita fingir orgasmos ni inhibiciones sexualmente, Lo más probable es que los músculos del suelo pélvico estén poco entrenados.
Al igual que los demás músculos de su cuerpo, debe mantenerlos en forma, hay muchos objetos diseñados para este fin; bolas chinas, conos vaginales y pesas vaginales entre otros.

Además puedes realizar tu rutina diaria con ejercicios de Kegel y realizando gimnasia hipopresiva, conseguirás un doble efecto, sobre todo si has dado a luz.

Cada mujer un vibrador

Un orgasmo da un gran impulso a tus músculos del amor. ¡Cuantos más orgasmos, mejor!
En cualquier caso, asegúrese de haber experimentado con un vibrador.
¿Alguna vez has tenido una mala experiencia porque no te estimuló lo suficiente? Date otra oportunidad y prueba otro vibrador más potente o más sutil.
Un buen vibrador probablemente será el comienzo de una vida sexual mucho más variada y satisfactoria.
No “porque lo necesites”, ¡sino solo por hacerte un favor!
En el Sexshop Lolita, con gusto la ayudaremos con su elección para obtener el mejor vibrador que se adapte a tus necesidades.

Share This
× ¿Puedo ayudarte?